Palabras en Ruta: Domingo II de Pascua – 23 de Abril

Y el Señor se apareció

Juan Manuel Sayago

Los discípulos después de su pasión y muerte experimentaron una prueba más de su resurrección: su presencia en medio de ellos. Pero por qué y para qué.

Cada gesto y palabra del Señor siempre están en función de nuestra salvación, y el porqué de sus apariciones es clara: para sostenernos en la fe. Y eso continua hasta el día de hoy. Por ello nosotros creemos en la presencia actual y real del Señor en cada Eucaristía, ya que Él prometió que estaría con nosotros hasta el fin de los tiempos. Y el celebrarla cada día no es recordarla sino vivirla de un modo siempre nuevo y eficaz.

Pero también hay un para que: que nuestro tesoro debe ser compartido. La fe dada, es una fe regalada y Él nos envía para que llevemos su palabra a otros. Y alguno preguntara el como:  su presencia marca un estilo de predicación, que más que palabras son los gestos los que producen la conversión.

Hoy el Señor nos vuelve a decir: “¡La paz esté con ustedes!” Como el Padre me envió a mí, Yo también los envío a ustedes. Porque aquel que crea en mí, resucitara y tendrá la vida eterna.

Publicado por Juan Manuel Sayago

Psicólogo Clínico - Teólogo

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: