Palabras en Ruta: 4º Dgo. de Cuaresma– 26 de Marzo de 2017

¿Recobrar la vista o la vida?

Juan Manuel Sayago

Cuántas veces sin ser ciegos, vivimos como ciegos. Pasando de largo frente a nuestras realidades, familias y pecados. Cuando el ciego de nacimiento se encontró con el Señor, pudo haberse quedado solo con el milagro de volver a ver, pero él dio un paso más: lo reconoció como su Señor y su vida cambió.

Hay ocasiones en las cuales somos ciegos no solo porque no vemos, sino porque no queremos ver, y el asumir una Fe madura implica el poder y querer comenzar a ver de verdad y la verdad. No bastando solo decir ¡Señor, Señor! Y aparentar y decirse cristiano, sino vivir como tal asumiendo un coherente actuar. Ya que un genuino encuentro con el Señor es siempre una ocasión de conversión.

Por eso tiene sentido pedir durante el tiempo Cuaresma: Dame la vista del corazón para ver mi realidad y no ser ciego frente a la carencia de los demás e ilumina con tu luz también mi necesidad. Que tu agua limpie mi pasado y así poder proclamar con toda convicción: ¡Creo, Señor! Pudiendo recobrar no sólo la vista sino también la vida que solo Tú puedes dar.

Publicado por Juan Manuel Sayago

Psicólogo Clínico - Teólogo

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: